Hábitos que activan tu sistema inmune (en tiempos de COVID-19)

Noticias alarmantes, pánico y desesperación. El “bucle del miedo” y la ansiedad está en acción

¿Cómo hacer para que esto no drene toda mi energía y debilite mi inmunidad? En estos días se me ha hecho muy necesario hacer “info-diet” y saber parar antes de responder esto…

Pienso que tomar medidas preventivas, cuidarnos y ser solidarios es super relevante en este momento.

Y he pensado que tal vez, aprovechar este tiempo para re-plantearnos en un esenario distinto, con nuevos hábitos que consideren los puntos claves para mejorar nuestra calidad de vida, no es una idea tan crazy, no?

Considerando el escenario actual, la busqueda de un cambio en nuestra forma de vivir puede ser parte de las cosas más significativas que deja este virus loco y totalmente inesperado ¿Lo habías pensado?

Activando mi propia inmunidad

En Ayurveda la mayoría de los desequilibrios son originados por la ignorancia respecto a nuestra esencia y también por el descuido de nuestro estilo de vida, en especial nuestra alimentación

En este pinto el óptimo funcionamiento del sistema digestivo y los intestinos es muy importante, ya que es aqui donde se mantiene y fortalece nuestra inmunidad”.

He sufrido de colon inflamado practicamente toda mi vida y sé muy bien que cuando la salud intestinal no está en balance, te vuelves loc@ e inestable, fisica y emocionalmente, y por si fuera poco, te hace más propens@ al contagio de virus, bacterias, infecciones, alergias, y cuanta cosa más…

Por necesidad y medio obligada aprendí, que para tratar mi sistema digestivo tenía que alimentarme mejor y descubrí que en el estomago y los intestinos reside mi energía vital o “prana” (lo que y preserva la vida) asi que wow… ahí tenemos un punto clave a considerar.

Mantener el sistema inmune a full es cuidar mi sistema digestivo y alimentación por una parte, balancear mis emociones y eliminar tensiones físicas hacen el complemento perfecto.

Si somos concientes de esto, es más fácil autoregularnos, hecharle una ayudita al cuerpo y hacernos cargo de nuestra salud.

Sé que seguramente ya has escuchado estas recomendaciones… pero nunca es tarde para reforzar los aprendizajes que nos ayudan a crear mayor balance mente. cuerpo y emociones 😉

  • Reduce el consumo de “comestibles” (todos los alimentos con ingredientes raros, osea los procesados)
  • Aumenta la ingesta de “superalimentos” (los que contienen varios nutrientes en una misma fuente, como por ejemplo la Quinoa)
  • Incluye antioxidantes todos los días (ya que ayudan a remover toxinas o amas, y despejar todos tus canales o nadis)
  • Come frutas y verduras (de preferencia cocidos, sobretodo cuando hay cambio de estación o gripes), de todos los colores con toda la gama de vitaminas, enzimas y fibra (promueven tu balance interno y salud intestinal).

La importancia del buen descanso Uff… temón!!

Tener un descanso reparador es crucial, siempre…A veces se hace complejo (sobretodo para mi que soy “pajara nocturna”), por eso el concepto de “higiene del sueño“, que son los “ritos previos a la hora de dormir me cambío la vida.

Por ejemplo, bajar el ritmo de las actividades al atardecer, escuchar música relax, disminuir el ruido ambiente, apagar luces, desconectar artefactos, poner el modo avión, etc. le dan la señal a mi cuerpo de que viene el momento de desconectarse para un rico y merecido descanso, y si se hace un hábito, funciona!

Darte un baño tibio antes de dormir, beber infusión sedante (manzanilla, melissa, pasiflora), hacer asanas de Yoga en el piso (con tu mat) o simplemente estirarte, bajar tus revoluciones y quedar listx para dormir como un oso en plena invernación, es lo más!

A darle con los probióticos!

Los probióticos son un aliado maravilloso y el antídoto para tratar y prevenir enfermedades y contagio. Kombucha, Chukrut, Kefir, Miso, chocolate negro, vinagre de manzana, kimchi, etc.

Activa tu sistema respiratorio

Un sistema respiratorio fuerte puede combatir alergenos y contaminantes del entorno.Para hecharle una manito, te recomiendo hacer “pranayamas” (ejercicios de respiración conciente), como respirar con la parte trasera de la garganta o practicar Kapalabhati (respiración de fuego), que activa tu “agni” (fuego digestivo) y vacia tu mente.

Haz Yoga y medita… Or Just be mindfulness

Existen posturas para incrementar tu energía vital como las del Saludo al Sol o Suryanamaskar. Esta “coreografía” activa y mantiene tu sistema de defensa a tope, sobretodo cuando se vuelve un hábito matutino.

Si a esto le agregamos la meditación “body scan” o chequeo corporal por 12 minutos antes de dormir, sentirás como tu cuerpo se resetea llega más fácil al descanso profundo y al sueño reparador.

*Bonus:

Hidratate con agua tibia pura varias veces al día. Un organismo cuerpo bien hidratado siempre responde mejor a cualquier malestar.

Bebe té blanco, negro, verde o matcha. Tienen antioxidantes y si quires incluye especias (las favoritas de Ayurveda), ya que ayuden a fortalecer tus defensas: Pimienta negra, cardamómo, canela, jengibre, cúrcuma, licorice.

Y como último tip:

Toma triphala, Te Chai y “Amla” como suplemento. Refuerzan tus defensas y previenen los desequilibrios de tus bioenergías.

Pero como siempre digo, debes tomar en cuenta lo que de verdad te haga sentido a ti… Ir probando en nuestro propio organismo esta u otras recomendaciones es crucial para crear mayor coherencia, y por supuesto compartir los resultados positivos con quienes más lo necesiten y expandir lo bueno.

Un abrazo…

Fran Milagros Life Coach
UrbanWellness & Lifestyle